olimu

Semilla de Linaza: Efectos benéficos de la semilla de linaza en el sistema inmunológico

Consejo de Linaza de Canadá

La semilla de linaza contiene dos componentes que afectan favorablemente el sistema inmunológico: el ácido alfa linoléico (ALA), un ácido graso esencial omega-3, y lignanos, un tipo de fitoestrógenos. Estos componentes afectan la respuesta inmunológica de células y mediadores inmunológicos tales como eicosanoides y citocines. El ALA, por ejemplo, suprime la proliferación de linfocitos monucleares sanguíneos periféricos y el retraso de respuesta hipersensible de ciertos antígenos.1 Las investigaciones recientes sugieren que el ALA y los lignanos en la semilla de linaza modulan la respuesta inmunológica y pueden jugar un papel benéfico en el manejo clínico de enfermedades auto-inmunes.2,3

Efectos de la semilla de linaza en el sistema inmunológico

El ALA de la semilla de linaza tiene influencia inmunológica(la habilidad del cuerpo para defenderse exitosamente contra substancias extrañas) a través de sus efectos en los fosfolípidos de las membranas celulares y la producción de eicosanoides y citocines. Los lignanos tienen influencia en ciertos mediadores de la respuesta inmunológica.

Fosfolípidos de las membranas

El ALA y otros ácidos grasos omega 3 influencian le respuesta inmunológica al alterar la composición de ácidos grasos de los fosfolípidos de las membranas celulares, los cuales llevan a afectar significativamente la producción de eicosanoides. El ALA de la semilla de linaza incrementa los niveles de fosfolípidos que contienen ALA, EPA y DHA en células monucleares,4 neutrófilos,5 lipoproteínas,5,6 y plaquetas.7 Este cambio en la estructura de los fosfolípidos de las membranas lleva a reducir la biosíntesis de ácido linoléico en ácido arachidónico y disminuye la producción de eicosanoides promotores de inflamación, leucotrin B4 (LTB4) y tromboxana A2 (TXA2),8,9 como muestra la Figura 1. Aumentando el contenido de ALA y omega-3 en los fosfolípidos de las membranas se mejora la biosíntesis de prostaglandina I3 (PGI3) y otros eicosanoides de la serie 3 y 5 que son menos promotores de inflamación.10

Producción de eicosanoides

Los eicosanoides son un grupo de substancias biológicamente activas derivadas de ácidos grasos poliinsaturados como el ácido arachidónico.9 El ALA suprime el contenido de ácido arachidónico en ratas, ratones y monos cynomolgus, el ALA suprime los niveles de ácido arachidónico en el tejido y la síntesis de eicosanoides, pero no con la misma magnitud que el EPA y el DHA. 8,11,12 En humanos, la biosíntesis de prostaglandinas también esta influenciada por el consumo de ALA. En un estudio de seis mujeres sanas que consumieron por dos semanas una fórmula isocalórica que proveía una cantidad constante de ácido linoléico y diferentes cantidades de ALA (0%, 4% y 8% del total del consumo de energía); La biosíntesis total de prostaglandinas disminuyó cerca de 50% correspondiente el consumo más alto de ALA.,13 En un estudio de un solo individuo, la excreción urinaria de metabolitos de TXA2 y PGI2 disminuyó en 34% durante un período de siete semanas en la cual el sujeto consumió una mezcla semilla de linaza, y aceite de canola.14 En otro estudio, con 28 hombres sanos que mantuvieron una dieta basada en aceite de linaza por ocho semanas se inhibió significativamente la producción de PGE2 y tromboxana B2.4

(1) No se muestran algunos compuestos de pasos intermedios en la familia de ácidos omega-3 y omega-6.
(2) Abreviaciones:
ALA, ácido alfa linolénico, EPA, ácido eicosapentaenóico, DHA, ácido docosahexaenóico; PGI3, prostaglandina I3;
LA, ácido linoléico; DGLA, ácido dihomo-gamma-linoléico, AA, ácido arachidónico; DPA, ácido docosapentaenócio; PGE1, prostaglandina E1; LTB4, leucotrin B4; TXA2 tromboxana A2.
(3) Algunos otros eicosanoides derivados del ácido DGLA incluye otros miembros de la serie 1 de prostanoides (prostaglandinas y tromboxanas) y de la serie 3 de leucotrines.
(4) Algunos otros eicosanoides derivados del EPA incluye otros miembros de la serie 3 de prostanoides (prostaglandinas y tromboxanas) y de la serie 5 de leucotrines.
(5) Algunos otros eicosanoides derivados del ácido arachidónico incluye otros miembros de la serie 2 de prostanoides y de la serie 4 de leucotrines.

 

Producción de citocines

Los citocines son proteínas solubles liberadas de las células inmunológicas en respuesta a algún daño, infección o exposición a substancias extrañas.15 Dos de los citocines que contribuyen a la inflamación y al factor de necrosis tumoral (FNT) e interluquin-1 (IL-1) están presentes en las articulaciones de artritis reumatoide y contribuyen a la patología del tejido;16 así también, contribuyen a estimular la liberación del factor de activación de plaquetas(FAP), un potente mediador de inflamaciones.3

El consumo de ALA, y el radio de ALA con ácido linoléico afectada la producción de FNT e IL-1 derivado de macrofagos.17 Por ejemplo, un estudio de 28 hombres sanos con una dieta basada en el consumo de aceite de linaza por ocho semanas, resultó en una inhibición de cerca de 77-81% de la producción de FNT e IL-1.4 Varios estudios en humanos con consumo de ácidos grasos omega-3 han demostrado una reducción significativa de niveles de FNT e IL-1.18

Usos potenciales de la semilla de linaza en medicina clínica

La semilla de linaza puede probar ser útil en el manejo nutrimental de pacientes con enfermedades inmunológicas. Por ejemplo, el lupus sistmémico eritematoso (LSE) es una enfermedad inflamatoria que ocurre principalmente en mujeres jóvenes. Se caracteriza por la variedad de acontecimientos clínicos, incluyendo inflamación del riñón (nefritis). Los estudios muestran que los pacientes con LSE muestran un aumento de la producción del factor de activación de plaquetas (FAP), un mediador de la respuesta inmunológica y promotor de agregación de plaquetas.19

El consumo de semilla de linaza ha mostrado beneficios significativos en modelos animales con lupus nefritis y en pacientes con esta condición.3 En otro estudio de nueve pacientes con lupus nefritis se inhibió la inducción de agregación de plaquetas provocada por el FAP y la función renal mejoró cuando los pacientes comieron diariamente de 15 a 45g de semilla de linaza por cuatro semanas.20 Los lignanos de la semilla de linaza se cree son los responsables de este efecto.21

La semilla de linaza tiene efectos favorables en el sistema inmunológico

La semilla de linaza influye favorablemente la respuesta inmunológica. El ALA que contiene la semilla de linaza altera los fosfolípidos de las membranas celulares, inhibiendo la biosíntesis de ácido linoléico en ácido arachidónico, inhibiendo la producción de eicosanoides promotores de inflamación y de ácido arachidónico, y suprimiendo la proliferación de linfocitos y la producción de citocines.22,23 Los lignanos de la semilla de linaza son potentes inhibidores del factor de agregación de plaquetas, un mediador de las inflamaciones.3 Por estos efectos, la semilla de linaza tiene el potencial de ser usada en el tratamiento de enfermedades caracterizadas en parte, por la actividad de linfocitos y la hiperestimulación de la respuesta inmunológica. Tales enfermedades incluyen la artritis reumatoide, soriasis, esclerosis múltiple y lupus eritematoso.3,24

1. Kelley DS, et al. Am J Clin Nutr. 1991;53:40-46.
2. Blackburn GL. Proc Soc Exp Biol Med. 1992;200:183-188.
3. Parbtani A and Clark WF. In: Flaxseed in Human Nutrition. Cunnane SC and Thompson LU, eds. Champaign, IL: AOCS Press, 1995, pp. 244-260.
4. Caughey GE, et al. Am J Clin Nutr. 1996;63:116-122.
5. Mantzioris E, et al. Am J Clin Nutr. 1994;59:1304-1309.
6. Cunnane SC, et al. Am J Clin Nutr. 1994;61:62-68.
7. Ferrier LK, et al. Am J Clin Nutr. 1995;62:81-86.
8. Whelan J, et al. Lipids. 1991;26:119-126.
9. Wallace JL and Chin BC. Proc Soc Exp Biol Med. 1997;214:192-203.
10. Calder PC, et al. Immunology. 1992;75:108-115.
11. Hwang D. FASEB J. 1989;3:2052-2061.
12. Wu D, et al. Am J Clin Nutr. 1996;63:273-280.
13. Adam O, et al. J Lipid Res. 1986;27:421-426.
14. Ferretti A and Flanagan VP. Prostaglandins Leukot Essent Fatty Acids. 1996;54:451-455.
15. Abbas AK, et al. Cellular and Molecular Immunology. Philadelphia, PA: W. B. Saunders Company, 1994, pp. 9-10, 240-260.
16. Arend WP and Dayer J-M. Arthritis Rheum. 1990;33:305-315.
17. Watanabe S, et al. Life Sci. 1991;48:2013-2020.
18. Endres S. Lipids. 1996;31(Suppl):S239-S242.
19. Tetta C, et al. Int Arch Allergy Appl Immunol. 1990;91:244-256.
20. Clark WF, et al. Kidney Int. 1995;48:475-480.
21. Ingram AJ, et al. Am J Kidney Dis. 1995;25:320-329.
22. Leaf A and Weber PC. N Engl J Med. 1988;318:549-557.
23. Nair SSD, et al. J Nutr. 1997;127:383-393.
24. Blok WL, et al. J Nutr. 1996;126:1515-1533.

© Consejo de Linaza de Canadá, 465-167 Lombard Ave., Winnipeg, MB, Canada R3B 0T6, flax@flaxcouncil.ca, Sitio en la red . Traducción Luis Espinosa-Cerón . Publicado en este sitio con permiso y cortesía del Consejo de Linaza del Canadá

Acerca de nosotros | Mapa del sitio | Pólitica de privacidad | Contactar |© olimu, L Espinosa-Google ¡CSS Válido! Wildcard SSL Certificates